Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘individuo’

Toda la información digital almacenada a nivel planetario, equivale a un dos seguido por veintiún ceros. Si asumimos que cada átomo de un grano de arena puede almacenar un byte, dentro de cincuenta años, necesitaríamos, todos y cada uno de los granos de arena residentes en nuestro planeta, para almacenar la información digital mundo mundial producida para aquel entonces.  ( http://resources.zdnet.co.uk/articles/video

Atomo mas, átomo menos, no es el problema; lo verdaderamente importante es el ansia que ha nacido en los ciudadanos, que le incitan a almacenarlo todo. Se inicia así la era del Diógenes digital. 

Ahora se lanzan a golpe de multimedia, e-libros que son capaces de almacenar cientos de obras en formato digital. Y uno se pregunta, unos ciudadanos que no llegan a comprar ni media docena de libros al año, y que luego no se leen mas que uno o dos, ¿que van a hacer con su biblioteca particular que, a poco que la upgradee, va a dejar chica a la amenabarense  de Alejandría? 

Lo peor de esta situación no es que nos quedemos sin granos de arena, lo realmente terrible es que acabe por aceptarse aquello de “dime cuantos gigas tienes almacenados en tus discos duros y te diré lo inteligente que eres”; del CI habremos pasado al CDDI (Cociente Diógenes Digital de Inteligencia).

Read Full Post »

Que la sociedad se metamorfosea en la del conocimiento, parece quedar ya fuera de toda duda; que los mercados se convierten en conversaciones, en boca de los que saben de esto anida la idea; que los consumidores están dejando de serlo para convertirse en prosumidores, teclear YouTube para ratificar el aserto; que lo real pertenece al pleistoceno y que lo virtual es tan real como la vida misma, lo ratifican con ardor los conocedores de la realidad virtual aumentada; y que el proceso de la información se vestirá de servicio público etereo, no hay mas que mirar a las nubes para darse cuenta de ello. 

A todo tipo de conferencias, jornadas, seminarios, acuden profesionales ávidos de conocer la última revolución anunciada, pero su frustración es grande, cuando, al salir de la reunión, un colega les comenta que acaba de plantearse un nuevo paradigma del que van a surgir, novedosos   modelos de empresa, técnicas modernas de liderazgo, sistemas inteligentes para la gestión de recursos humanos y mucho más. 

Los nuevos gurús del futuro que nos aguarda, son grandes profesionales con una larga y demostrada experiencia, que nos dibujan escenarios para invitarnos a la reflexión y al debate. 

Algunos de estos planteamientos adolecen de un elemento fundamental, la hoja de ruta. El que inicia su camino ligero de equipaje, nada deja atrás y le será muy fácil abrazar el nuevo progreso en el que se siente inmerso; el problema se plantea para el que tiene un muy pesado equipaje del que tendrá que irse desprendiendo a lo largo del camino para no quedarse en la cuneta. 

Los emprendedores-nativos-digitales inician su devenir por sendas sinuosas, pero suelen llegar a las autopistas del éxito sin gran dificultad; estos afortunados mortales nacen con la hoja de ruta incrustada en sus genes. 

A la tan ansiada arcadia no se llega después de una excursión bullanguera y dominguera, en la que se participa con atuendo deportivo y un moderno gepeese. 

Alcanzar a nivel planetario los futuros que se nos proclaman, requiere embarcarse en una auténtica odisea, en la que, a diferencia de lo que sucede en las películas de ciencia ficción, los protagonistas del viaje intergaláctico no van a estar en la pantalla, sino en el patio de butacas.

Read Full Post »